El area cerebral del miedo

Estándar

El miedo, es una emoción que por lo general aparece cuando estamos en presencia de algún peligro, algo que atente contra nuestra supervivencia o afecte nuestra integridad física. Pero el miedo no solo ocurre de manera espontanea y sin una explicación. El miedo implica todo un proceso neurológico que se caracteriza por el funcionamiento de un área cerebral especifica y que es muy esencial en la generación del miedo y los comandos de supervivencia.

De www.quartodebebe.et

En el cerebro hay una estructura llamada Amígdala cerebral, y tiene forma de nuez. Toda información que entra por los sentidos, ya sea por el olfato, el gusto, la visión, la audición o el tacto llega a áreas de integración en el cerebro, a áreas que le dan un sentido a esta información para que podamos interpretarla y racionar con respecto a los estímulos que recibimos del medio que nos rodea, y es aquí donde la amígdala realiza su trabajo, la amígdala esta constantemente revisando la información que entra desde los sentidos al cerebro, cuando entra una información que según desde nuestro criterio es amenazante y que pone en riesgo nuestra vida o integridad personal desencadena respuestas motoras de manera muy rápida que consiga alejarnos de ese peligro que afecta nuestra supervivencia mediante la activación del sistema nervioso simpático (sistema de preparación y ejecución a la huida).

cerebro-humano-32549865

Gracias al conocimiento de esto, se podrían elaborar técnicas que inhiban ciertas funciones de la amígdala en personas que sufren Síndrome de estrés post-traumático, que por lo general es un miedo causado por el recuerdo constante de cierta situación que nos marco en la vida o un trauma de la infancia como abusos sexuales o episodios de violencia que nos causen temor y excesiva desconfianza del mundo que nos rodea.

Si nos ponemos a reflexionar sobre el cerebro y sus funciones, nos damos cuenta de lo extraordinario que es este órgano, tiene funciones tan sofisticadas y especializadas que incluso trata de promover nuestra supervivencia. Estas características son las que nos diferencian de los animales y nos otorgan el nombre de Ser Humano.