Una historia muy aterradora

Estándar

Esta es la segunda ves en esta semana que hago un post sobre una fotografía perturbadora. Como siempre decimos: una imagen dice mas que mil palabras al momento de tratar de probar algún hecho relevante, sin embargo hay hechos que son de naturaleza tan mórbida y aterradora que sus pruebas (imágenes) son chocantes e incitan al miedo. Cuando se tiene vocación y amor por un cierto oficio, nos motiva a donde sea que queramos llegar y es eso lo que le ocurrió a Charlie Noonan, pero lamentablemente nunca se supo mas de el.

Charlie Noonan era un Folclorista amateur o aficionado, el cual le interesaba mucho saber sobre las costumbres tanto religiosas como cotidianas de las culturas, ya que el folclore es el que representa las costumbres y pensamientos de un pueblo, etnia o grupo determinado. Este hombre viajaba de lugar en lugar para recolectar conocimientos de los distintos grupos sociales, este viajo principalmente por el sur y suroeste de los Estados Unidos, y últimamente le habían tocado varios casos de historias y hechos relacionados con lo paranormal. En su ultima investigación escucho rumores de un granjero de Oklahoma que decía que en este mismo lugar había una granja en donde vivía una mujer sola con un perro enorme, y como señalo el granjero esta mujer al parecer no era una mujer si no que “algo” se escondía bajo esa ropa antigua y sucia por el ambiente agrícola. Charlie Noonan pesco su cámara y se dirigió al área rural de Oklahoma para ver y presenciar la realizacion del folclore sobre esta misteriosa “mujer” y su perro, el hombre llego a la granja y es desde este punto en que no se supo nunca nada mas de Charlie Noonan.

2o14

Años después de la desaparición, Ellie Noonan, esposa de Charlie, fue contactada por un hombre que empeñaba objetos perdidos y antiguos, justamente este había recibido la cámara de Charlie Noonan que había sido encontrada a unos costados de la carretera, este supo que era de Charlie porque en la cara posterior de la cámara estaba grabado el nombre “Charlie Noonan” y al leer el nombre se acordó que hace años había salido en los periódicos la extraña desaparición de Charlie. El hombre le entrega la cámara a Ellie Noonan y esta se dirigió inmediatamente a un lugar que pudieran revelar las fotos de la cámara con esperanza de saber o tener algo de información con la extraña desaparición de su esposo, cuando reviso la única y ultima foto que se había tomado con la cámara la esposa queda muy perturbada, ya que en la imagen sale la foto de esta “mujer” y el enorme perro que la acompañaba, esta imagen quedo registrada así y es la que estas viendo encima de este párrafo, obsérvala y saca tus propias conclusiones.

Muchas veces nuestra curiosidad humana nos motiva a realizar muchas cosas, lo malo es no distinguir si nos estamos adentrando a algo bueno o a algo malo, como en el caso de Charlie Noonan.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s